VÍCTOR

Position: PLANEACIÓN

Desde niño quise ser químico. Cada vez que veía en la televisión la escena del genio científico, garabateando sus fórmulas en un pizarrón de su laboratorio, montar sus complejos dispositivos, juntar extrañas sustancias y de pronto: ¡PAF!, al disiparse una gran nube aparecía la gran sustancia mágica que cambiaría al mundo. Sabía ya que eso era lo mío. El tiempo pasó y prácticamente toda mi vida me he dedicado a esta cautivadora disciplina: diseñando, construyendo y operando procesos químicos, desde obtención de aceite de cocina hasta combustible para aviones. En cierto punto, me di cuenta que ser emprendedor es trabajar como aquél personaje de las caricaturas: Se genera una idea, se formula una estrategia para mezclar los elementos necesarios y finalmente se controlan las condiciones necesarias para hacerla realidad. Anímate y ven con nosotros a este laboratorio de ideas. ¿Por qué no?, quizás la tuya pueda cambiar el mundo.