Cuentos indios. Qué tiempos aquellos..

Delhi me ha puesto en situaciones que nunca, nunca, hubiera imaginado. He visto de cerca pavos reales, pericos verdes por montones, changos, venados y víboras, por mencionar algunos. Claro, dirán ustedes, eso no es extraordinario, pero sí lo es cuando esto ha sucedido en la puerta de mi casa. A ella se han colado, víboras, ranas, numerosas lagartijas y un escorpión negro. A las lagartijas y las ranas las he atrapado y sacado de casa. Con las víboras me han ayudado (una fue cobra y la otra «viper») al escorpión lo mate con saña. Para mí, eso ya es bastante.

Pero ahora vivo en Goa, la que fuera colonia portuguesa en India hasta principios de los 60’s y la vida
aquí es diferente que en el resto de India y diferente a otras zonas de Costa que he conocido.
No soy capaz de enumerar las diferencias, éstas son sutiles. Existe un cierto sabor latino, se ve en la arquitectura, casas con patios y porches. Se nota en el pan recién horneado, los cientos de iglesias que visten los valles y los pueblos. Lo único común es la languidez con la que pasa la vida.

Hace unos días una amiga con familia originaria de aquí me invitó a conocer la casa de sus ancestros, una casa de 175 años. Hermosa, ubicada en una aldea de nombre Siolim. La casa tiene un porche grande con columnas y piso rojo. Aún conservan los camastros donde se dormía la siesta, el altar de la habitación principal, el pozo de agua y la antigua estufa de carbón. Lo nuevo son los baños, mismos que por ser nuevos no están en las habitaciones.
Me cuenta que cuando era niña (mediados de los 70’s) pasaba las vacaciones ahí junto con sus tres hermanas y un hermano. Dice ella que solían ir a pescar al río que corre por atrás de la casa y siempre regresaban cargados de pescados para comer.

La casa tiene un jardín enorme que es medio silvestre y domesticado. Hay árboles de mango y chico zapote y muchas plantas que no conozco. Ella me cuenta que de niña el escusado era un gran cuarto elevado, donde corría un tablón de madera con varios agujeros uno al lado del otro y ella y sus hermanas lo utilizaban sin ningún reparo.

Me mostró cómo era la hora del baño. El baño se encontraba ubicado en un costado interior de la cocina, y cerca de la estufa hay una pequeña ventana que lo comunica. Por ésta ventana les hacían llegar el agua caliente para la pileta del baño. El agua la sacaba algún empleado y la pasaba a la cocina por otra pequeña ventana cercana al pozo. Sus juegos eran atrapar mariposas, pescar, nadar en la playa y andar permanente descalza.

Por más que intento imaginar mi infancia así, no puedo. Yo crecí corriendo en parques, montando en bicicleta y jugando en las calles a las escondidas. Qué triste que los niños de hoy no se puedan ni imaginar mi niñez, ya no digo la de mi amiga en Goa.

Cuentos indios: Visión 2035

Investigación, análisis y propuestas. Technology Vision 2035.

Technology Information Forecasting and Assessment CouncilTechnology Information Forecasting and Assessment Council (TIFAC) de India. Organismo autónomo establecido en 1988, adjunto al Departamento de Ciencia y Tecnología, dedicado a identificar áreas de importancia tecnológica para la nación; realizó un ejercicio de reflexión para determinar cómo visualizan las condiciones del país y sus necesidades para el año 2035.

En 1996 TIFAC, bajo la dirección del Dr. A.P.J Abdul Kalam, quien años más tarde fuera Presidente del país, realizó un ejercicio semejante que resultó en el Technology Vision 2020 y que sirvió de base para crear las iniciativas en cuanto a ciencia y tecnología que han puesto a India donde se encuentra actualmente a nivel global en el área de TI.

Para los  efectos de la Visión 2035, se evaluaron las condiciones que prevalecen en diferentes áreas vinculadas a la tecnología y se determinó aquellas donde se ha avanzado. (Technology Visión 2015 pág 26 y 27: http://www.tifac.org.in).

 Una vez definido lo anterior, el grupo de trabajo que generó el documento general evaluó dónde se encuentra India, hacia dónde debería ir, cómo  llegar al punto deseado de la mejor manera, qué invenciones tecnológicas podrían contribuir a llegar y los impedimentos que les presentará la tecnología en todo momento.

Utilizando diversas fuentes de información, visualizaron las condiciones demográficas que pudieran prevalecer y así poder proponer ciertas alternativas en donde trabajar para satisfacer las necesidades del país que será. (Technology Vision 2035 pág 36 a 76).

Technology vision 2035

El resultado son las 12 prerrogativas a la que todo ciudadano indio tiene derecho y deberán ser atendidas de manera sistemática. Ellas están divididas en dos grupos: individuales y colectivas.

Estas son:
Individuales: aire limpio y agua potable, alimento y seguridad nutricional, servicio médico e higiene pública, energía 24×7, casa habitación adecuada, educación de calidad/ oportunidades de trabajo y ocupación y empleo
Colectivas: transporte veloz y seguro, seguridad pública y nacional, diversidad cultural, transparencia y gobernabilidad efectiva, capacidad de respuesta ante desastres naturales y conservación de los recursos naturales.

Lo anterior es el marco de referencia que da lugar a lo que han denominado Technology Roadmaps, que no es otra cosa más que, el cómo, la tecnología  deberá contribuir para atenderlas. Sin estos Roadmaps la propuesta sería un ejercicio teórico sin posibilidad de ejecución. Los temas sobre los que han de trabajar son:

Educación
Ciencias médicas y atención médica
Alimentación y agricultura
Agua
Energía
Medio ambiente
Vivienda
Transporte
Infraestructura
Manufactura
Materiales
Información y tecnologías de comunicación

En próximas aportaciones comentaré algo de cada una de ellas.

Cuentos indios. La importancia de saber.

Según un estudio realizado en 2011 por el Think Tank, Gateway House, del Consejo Indio de Relaciones Globales en Mumbai, la diáspora India en aquel año era de más de 26 millones, distribuida en 190 países. Con estas cifras se colocaba aún por encima de la diáspora China, haciéndola la más importante del mundo.


26 millones de seres humanos, equivale, groso modo, a la población total de la Ciudad de México. La posibilidad de toparnos, conocer o saber de un indio sin tener que venir a India, es cosa fácil. 


Por eso, no estar preparados para atender y tratar a una persona de origen indio ya no es justificable. Los hombres de negocios ya no necesitan desplazarse los más de 5 mil kilómetros que separan a los dos países para tratar con uno de ellos. Ya sea como cliente, socio o colega.


Actor Indio Waris Ahluwalia.Esto lo traigo a colación por el reciente caso que se suscitara entre la línea aérea Aeroméxico y el señor Waris Ahluwalia. Donde este último fue prevenido, en la Ciudad de México de abordar su vuelo de regreso a Nueva York. La razón fue, que el Sr.  Ahluwalia viste turbante por pertenecer a la religión Sikh y el personal de tierra de Aeroméxico le pidió que se lo retirara para cerciorase de que no portaba algún objeto no autorizado en cabina. Los Sikhs, salvo algunas excepciones, no se dejan ver en público sin su turbante. Otros países  solucionan casos semejantes, solicitando al pasajero pase a una habitación privada para revisarlo. En este caso la línea aérea no ofreció ninguna alternativa ni comprendió la sensibilidad del caso.


pelicula El Gran hotel BudapestEl señor Ahluwalia no fue reconocido ni por su preponderante participación en el mundo de la moda, ni por su participación en varias películas de gran difusión como: El Gran Hotel Budapest y The  Darjeeling Limited, entre otras, pero sobre todo, no fue identificado como parte de la comunidad Sikh. Es evidente que si la persona detrás del mostrador de la línea aérea hubiera tenido la preparación para distinguir el turbante como símbolo del Sikhismo, una de las religiones más practicadas en India después del hinduismo y el islamismo, hubieran ofrecido una alternativa satisfactoria para ambas partes sin mayores consecuencias.


Hoy en día todos hablamos del mundo globalizado y éste es un ejemplo de lo que puede suceder si las empresas no se preocupan por capacitar a todo el personal que tiene contacto con el cliente considerando hasta el último eslabón en la cadena de servicio, como fue en este caso. 


Ya no es cuestión solamente de si la empresa esta presente o no en otros países, es cuestión de que la globalización está en nuestra vida y debemos prepararnos para dar a nuestros clientes el servicio prometido considerando sus hábitos y costumbres. 

Es imperativo que las empresas busquen apoyo de profesionales para solventar sus deficiencias y se preparen sobre los diferentes estilos de vida de los posibles usuarios de un servicio y no tener luego que andar disculpándose por la falta de tacto, como fue el caso de Aeroméxico.  

Y si a esto sumamos que cualquier falta será difundida ampliamente por las redes sociales, las empresas han de pensar seriamente en realizar un programa de sensibilización para evitar el descrédito de la marca pues pudiera tener graves consecuencias. 

Cuentos Indios. La preparación


India ciertamente es un lugar de oportunidades, pero como todo y como siempre, hay que saber entrar.

Acabo de toparme con una nota en un periódico indio de circulación nacional, que menciona la salida de India de una empresa metalúrgica mexicana.

Argumenta que deja su planta, en el Estado de Jharkhand desde donde planeaba incurrir en el mercado asiático; y según dice la nota, el motivo es la insaciable corrupción que ha enfrentado.

Esta nota es como para disuadir a cualquiera de iniciar negocios en India pero, al mismo tiempo, hay otras empresas mexicanas y extranjeras, que funcionan maravillosamente.

La mexicana que más sobresale es Cinépolis, quien llegó en el año 2008. Se, que el proceso no les resultó sencillo pero creo que aprendieron rápido a adaptarse a las circunstancias y sobre todo vieron la gran oportunidad que el esfuerzo de su dedicación rendiría. Hoy, tienen más de 80 salas en 35 ciudades con expectativas de llegar a 400 en el 2017. También sé que ante lo caro y escaso que son los espacios, optaron por abrirse mercado en ciudades con altos índices de crecimiento. La primera fue, Pune en el Estado de Maharashtra con casi 6 millones de habitantes.

panaderia francesa la operaHay historias de negocios que iniciaron con ambiciones más humildes, como es el caso de una panadería que se llama La Ôpera. Esta panadería/pastelería francesa surgió de la visión de un joven francés que se encontraba radicado en India y ante la dificultad de obtener buen pan vió la oportunidad de cubrir ese nicho.
Con la ayuda de su padre, un experimentado hombre de negocios, y su familia invirtieron doscientos mil euros en la investigación de mercado. Analizaron desde suministros hasta ubicaciones, realizaron pruebas de degustación apoyados por la Embajada francesa y en 2011 abrieron su primer establecimiento. Hoy tienen doce locales en Delhi y sus alrededores.

Con seguridad nuestros compatriotas realizaron los estudios y análisis correspondientes, pero no me explico cómo es que pasaron por alto la situación política y administrativa del lugar. Es sabido que este Estado formado hace apenas un poco más de una década tiene  muy mala reputación en lo que a calidad y solvencia moral se refiere.

Insisto, India es un lugar de oportunidades, pero hay que hacer muy bien la tarea y como dice el Dr. Kasem Samandarai, fundador de La Ôpera: lo que aquí es un considerado un mercado pequeño, resulta ser muy grande cuando se compara con otros.

¿Porqué India sí?

India es muchos países en uno. No se puede explicar con generalidades. Lo que es cierto es que todo es cierto y que sucede de todo en este gran país.
En México sabemos muy poco acerca de este lejano país. Nuestro idea se inclina más hacia la parte espiritual y en los últimos años, hacia «lo bien preparados» que están.
En cierta forma ambas apreciaciones son ciertas. En el trabajo se mezclan los aspectos espirituales, como la religión y últimamente la incorporación de yoga y meditación, y el gran número de ejecutivos que ocupan puestos de alto nivel en empresas de todo el mundo. Sin embargo hay grandes diferencias entre los ejecutivos indios trabajando en las empresas multinacionales y los ejecutivos que trabajan o tienen sus empresas en India.

Hay gran diferencia entre ejecutivos indios trabajando en multinacionales y ejecutivos indios que tienen empresas en India

Yo quiero referirme a los segundos. Aquellos que hasta no hace mucho tiempo trabajaban en un ambiente totalmente protegido; sin mayor competencia. Aproximadamente en los años posteriores a la independencia de 1947, India se encontró de repente sin infraestructura e industria, así como, precarios sistemas educativos y de salud. Había que echar a andar al país y pronto.

India cuenta con muchas empresas medianas y pequeñas que hasta hace poco atendían únicamente al mercado nacional, un gran número de ellas son empresas familiares donde el que toma las decisiones es el dueño y/o los miembros de la familia que participan en el negocio. Esto redunda en que la distribución de responsabilidades con sistemas de evaluación y evaluación de resultados se han puesto en marcha recientemente y en algunos casos aún no existen. Pero, con el tiempo y el impacto del exterior, esto ha ido cambiando. Hoy, muchos negocios tienen participaciones de empresas extranjeras o cuentan entre su personal empleados con estudios en otros países.
Esto, ha tenido como consecuencia que los empresarios enfrenten una gran rotación de personal y las empresas están prestando más atención a atender las expectativas corporativas y las necesidades de su personal, a fin de retenerlo. Este cambio se ha hecho más palpable desde hace unos 12 años, antes, si bien los negocios funcionaban, hoy enfrentan competencia y tienen que cambiar. He ahí el reto. 
Lo que tienen en común todas estas empresas es que se crearon a pocos años de la independencia.
Estas empresas son las que ayudaron al estado a crear las industrias y las fuentes de trabajo que tanto se necesitaban y que hoy han puesto el nombre de India en el mundo de los negocios globales.
Las empresas que han hecho destacar a Indiason son las que fueron fundadas por valientes empresariosLas Empresas indias que hoy han puesto a este país en el mapa mundial son principalmente aquellas
que, con el fin de sacar adelante al país, se dieron concesiones, fundadas por valientes empresarios con visión, que ahora son dueños de corporaciones con presencia mundial como por ejemplo: Grupo Tata, Relance Industries, Mahindra, Bajaj, Birla, por mencionar algunas.

Sylvia Arriaga